Badalonesas VI

Aquí tenéis la sexta entrega del libro Badalonesas, libro en formato digital que realicé a lo largo del 2010. Una recopilación de 100 fotografías y 100 historias de mujeres de Badalona.

Badalonesas. 6ª entrega de 7

Nuria Losada, 49 años.

B6-1

“Cantar es bueno porque ejecutas un trabajo corporal. La música favorece el aprendizaje, porque en ella hay abstracción, autodisciplina, creatividad y orden. Por eso lucho por la normalización de la música en las escuelas. Organizo los programas de difusión artística. Los niños de primaria de los colegios públicos pueden asistir gratuitamente. El arte es fundamental para ellos. Les ayuda a ser más abiertos y tolerantes. Les hace mejores”.

Leila, Estefanía, Tania, Jamila, Alba, Hanae, Nadia y Maria, 9 años. Baile de Navidad. Escuela Feliu Vegues.

“Nos gusta mover el cuerpo. Llevamos un mes ensayando para el baile de Navidad y a veces nos enfadamos porque hay que decidir los pasos y no nos ponemos de acuerdo.

En la pandilla hay niñas de Marruecos, Bangladesh, Ecuador, y de aquí. Son muy simpáticas y les gusta jugar al bote-bote. En clase, les echamos una mano porque por el idioma o por la cultura les cuesta un poco seguir el ritmo”.

Equipo femenino de remo.

B6-3

“Somos mujeres luchadoras. Cada una rema según su carácter. Cuando la barca coge velocidad produce una sensación de fuerza conjunta inigualable. Como un regalo a nuestro esfuerzo. La categoría femenina de remo existe desde hace cuatro años y en 2006 conseguimos el primer puesto en la Liga Catalana de Chalupas y un segundo puesto en el Campeonato de España. Competir es un aliciente.

En el grupo hay pedagogas, diseñadoras, publicistas, comerciales, economistas, administrativas y restauradoras. Nuestra edad oscila entre los 35 y los 45años.Lamayoría tenemos hijos y lo peor que nos puede pasar es lesionarnos”.

Pepi Gil.

B6-5

“Desde hace once años presido la Asociación de Vendedores del Mercado Torner. El 90% de los trabajadores son mujeres. Cuido la gestión del mercado, me relaciono con el Ayuntamiento y los proveedores, coordino la desinfección y la limpieza. También ayudo a solucionar los problemas que puedan surgir, como accidentes laborales… Ahora me llevo bien con todo el mundo, pero he tenido que ganarme el respeto de la gente, con diálogo, gestión y trabajo. A veces tengo que ser como una madre.

Aprendí el oficio de tocinera. A cortar el queso, el jamón y las chuletas. Para el jamón se necesita habilidad, fuerza para el queso y precisión para las chuletas. Aquí se vive la vida intensamente, pasamos más horas que en casa. Tengo un hijo de diecisiete años.

Enseño el funcionamiento de los chakras y del mundo de la energía en el barrio de Sistrells. Mi mundo es el yoga y la meditación. El yoga me ayuda a reflexionar y a tomar decisiones en el trabajo. Hay que mirar hacia dentro para mejorar. Hay que observarse y dejar de mirar al vecino. A veces siento cosas preciosas. El amor está por encima de la vida o de la muerte. ¿Qué te pide la rosa cuando te da su belleza? Nada”.

Verónica Ibánez, 25 años. Marta López, 22 años.

B6-6

“Nos volvimos góticas poco a poco, no nos gustaba el mundo y nuestro “look” es una forma de protesta, una manera de reivindicar los derechos de cada persona, el derecho a ser diferentes. Nos gusta ser justas con la gente, no podemos soportar ver a una persona sufrir. A veces a los góticos nos llaman satánicos.

El romanticismo es para nosotras disfrutar cada momento al máximo y ver las cosas bellas y vivirlas con pasión. Una flor marchita tiene mucha belleza. El color negro se identifica con la muerte, la oscuridad, el misticismo y la religión. Es un color elegante y tiene que ver con la soledad, con la parte más íntima de nosotras. No nos da miedo la muerte, forma parte de la vida.

Todos venimos a hacer algo aquí, mi pintura es la forma que tengo de expresar mis sentimientos. En mis cuadros la mujer es el centro de todo, ahora introduzco también en ellos simbología cristiana. Doy también clases de solfeo. Marta es cantante del grupo Hypnoside, pronto grabará un disco, además de tener el oficio de peluquera y maquilladora”.

Eulalia Pujol, 75 años, y su hija Maria Colomer.

B6-7

“Mi tía inauguró esta tienda en 1939. Fue la pionera. En 1960 me incorporé yo. Vendíamos maltas a granel, arroz moreno, maíz, leche de almendras a bidones… No he sido nunca egoísta para vender más. Durante la guerra recuerdo que explotó una bomba cerca de la fábrica Cross, tenía cuatro años y el sol se oscureció. Hoy se han perdido muchos valores, hay una gran falta de sentimientos y solidaridad. Tengo tres hijas. Mi hija Maria ha estudiado en Pekín y a los nueve años ya empezó a ayudarme en la tienda”.

Run Yin Zhu y su madre

B6-8

“Quiero comprar una cafetería y la familia de China me ha dejado el dinero. Run Yin Zhu es mi hija, pero tengo otro hijo adolescente. Hece un año llegamos a Badalona, y aqui la gente es muy amable, además aquí hay muchos paisanos de mi tierra”.

Maite Gil, su hija Margarita y Teresa Quesada.

B6-10

“Estamos peinando a la familia de Tania Vargas Flores, que se casará esta tarde. Andrea y Amalia son primas. Empecé con el negocio hace 38 años. La pelu lo es todo para mí. Sin ella no sabría vivir. Margarita, mi hija, disfruta con las manualidades y su trabajo la hace avanzar y sentirse realizada. Teresa ya lleva veinte años con nosotras, es como de la familia”.

Club Joventut Badalona. Preminis.

B6-11

“Somos las hinchas, las radicales, no somos tontas, a la peña animaremos y al otro equipo por el… daremos, ale, ale, ale, ale…”. Esta es nuestra canción. Este año hemos quedado quintas de la liga, entre diez equipos. Nos gustan los “alley-oops”, los mates, el ataque y la defensa. Entrenamos dos días por semana y estudiamos en diferentes coles tercero y cuarto de primaria”, explican entre todas.

Club Joventut Badalona. Preinfantil e infantil.

B6-12

“En el baloncesto es importante pensar la jugada, imaginártela antes, entonces todo va bien. Para nosotras es el mejor deporte. Podríamos llegar hasta la NBA femenina. Hemos quedado segundas en la liga contra ocho equipos. Nos gusta ganar puntos y jugar bien. Tenemos doce y trece años”, explican.

“Jugamos para descargar adrenalina. Nuestro equipo ha quedado tercero en una liga de 45 partidos. Solo hemos perdido cuatro. Cuando ganamos sentimos mucha alegría de ver que el trabajo realizado en los entrenamientos ha servido. Tenemos trece y catorce años”, dicen.

Club Joventut Badalona. Sénior.

B6-13

 Podéis descargar esta parte del libro Badalonines (en catalán) haciendo clic aquí.

 



2 respuestas a “Badalonesas VI”

  1. Jordi Odrí dice:

    Tot té un alè de vida.

  2. anna dice:

    Gràcies Jordi, quina alegria les teves paraules!!! Espero que tot vagi la mar de bé per Menorca. Moltissims petons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *