El camino del amor

Entre los minangkabau sentí que el camino de la vida es el amor. En nuestro día a día nos dejamos amansar por las interminables lecciones de lo que debemos hacer. Pero la falta de lo que tenemos que “ser” deja un desierto en nuestra alma.

Concierto y unión de la mente y el corazón para abrirnos paso a una vida mejor. Una vida que inspire un instante de emoción y que nos deje aliento de esperanza.Y, mientras tanto, que un susurro benevolente nos señale el único camino posible, el del amor.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *