El sentido de la vida (2). Video

La herencia genética que dejamos al tener hijos nos llena de alegría y da continuidad a nuestra estirpe. Pero también nuestro sentido de vida nos lo da vivir en paz y crecer con los demás, los otros, los que comparten las mismas necesidades que nosotros: la salud, el dinero y el amor.

Hay que dar lo mejor de cada uno, pensar que aunque el paso de la historia no nos haya ayudado en la valoración de lo que somos, ahora, desde la honestidad y la lucha diaria podemos construir una sociedad más igualitaria y más consciente de la necesidad del bien común.

Y la casa es el primer espacio desde donde tenemos que actuar. Nuestra casa, el espacio político donde se organizan las sociedades, es allí donde las mujeres nos tenemos que esmerar y hacer oír nuestra voz y hablar del mundo en el que deseamos vivir, y los hombres reconocer nuestras palabras, como en las sociedades matriarcales que he visitado…

Pilar Munarriz, enfermera jubilada, Barcelona, 71 años

Cristina Román, administrativa, Rumanía, 35 años

Ricardo Perez, turismo, Bogotá



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *