El sentido de la vida

En este tiempo chiquito que la vida nos da, tenemos que buscar un aliento que nos haga sembrar amores y disfrutar de la belleza de las cosas. No sería justo perder el tiempo en la languidez de los espacios oscuros. Volvamos a la sabiduría y a nuestra esencia más profunda, la que nos acerca al corazón y la que da sentido a nuestros días.

Mi agradecimiento a todas las personas que han querido colaborar en este proyecto “El sentido de la vida”, que es esencia de los matriarcados. Porque los matriarcados no permanecen solamente en los lugares a los que viajo, y os muestro con mi trabajo, sino aquí entre nosotros, en nuestra sociedad patriarcal. Aquí viven matriarcas que inspiran la realidad con una visión generosa de la vida y del bien común.

Madres que no repiten los esquemas patriarcales en que las educaron, sino que en un esfuerzo por avanzar y con ello mejorar nuestra especie, buscan nuevos caminos para el entendimiento entre mujer y hombre, hombre y mujer. A estas matriarcas mi admiración más profunda. Y también a los hombres que con su sinceridad y amor han querido dar su testimonio. 

En la foto en el Espacio Matriarcados con Pilar Aymerich, fotógrafa y Elvira Altés, periodista y antropóloga. Muy pronto Pilar nos hablará de su sentido de la vida…

Pilar, Elvira y Anna _opt 2

Mini-documental sobre el sentido de la vida

Elvira Altés periodista, antropóloga e investigadora en comunicación y género

Jesús Atienza, fotógrafo, ayudó a forjar el Centro Internacional de Fotografía.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *