En agosto del 2018 viajaremos a la comunidad minangkabau de Sumatra!

Vuelvo a Sumatra con un nuevo grupo de personas

En julio del 2017 realicé el primer viaje antropológico a la sociedad matriarcal Minangkabau de Sumatra, con un pequeño grupo de viajeros y viajeras. Una experiencia fascinante! Debido al interés de las personas que se han puesto en contacto conmigo para realizar el viaje, a través http://matriarcados.com/  he decidido volver a Sumatra en agosto de este año 2018. Podéis ver toda la información de la cultura minag y del viaje en la web. Estáis a tiempo de apuntaros, hay 12 plazas disponibles! 

Vídeo de la experiencia

 

Durante nuestra estancia entre los minangkabau fuimos agasajados amorosamente con invitaciones y tratados como un clan amigo. Visitamos la escuela de Bukittinggi y el Palacio de la Bundo Kanduang, madre del pueblo Minangkabau. Caminamos por el desfiladero de Payakumbuh, bañándonos en sus cataratas y recorrimos la ciudad de Padang. Pasamos la noche en la paradisíaca isla de Pagang, con la doctora Yuni que nos habló de la medicina tradicional minangkabau. Residimos en la casa de Feb Rianti e Iwan, en la aldea de Patangahan y probamos en Palupah, el café más caro del mundo.También nos invitaron a la boda tradicional de Adek e Invan.

Compartimos momentos de alegría, canciones, bailes, comidas y tertulias con la población, y nos desplazamos por esta tierra llena de belleza situada en las laderas del volcán Merapi.

El viaje a la sociedad Minangkabau ha sido una oportunidad para abandonar nuestra zona de confort, los miedos, las ansias, las falsas expectativas de nuestra cultura que nos educa en el individualismo, para dejar libre el espíritu aventurero que duerme en el corazón de cada ser humano. La comunidad Minangakabau nos acogió y nos reconoció en nuestras diferencias y con nuestras costumbres, ellos también disfrutan observándonos y lo hacen, como todo lo demás, con armonía y naturalidad.

Pero sobre todo iniciamos un viaje al interior, porque nuestro día a día incluía una convivencia cercana y llena de matices con nuestro pequeño grupo de viajeros y viajeras. Algunas impresiones:

Había leido cosas sobre las sociedades matriarcales y creía que conocía bastante sobre ellas hasta que viajé con Anna Boyé y conviví con los minangkabau. Que sorpresa! No entendía como en nuestro mundo puede haber aún tanta ambilidad, respeto y libre alegría de vivir. No se si es un mundo que irá desapareciendo o podrá ser una senda hacia un nuevo futuro para todos…” (Francesc Vilamú)

Encontramos a faltar (algunos más que otros) las comodidades de nuestro mundo, pero creo que esto nos enseñó a abrir un poco la mente y saber que también se puede vivir sin todas aquellas cosas que encontramos a faltar, y se puede vivir bien” (Maria Josefa de la Torre Pala)

La amabilidad que da la sincronía hombre-mujer en esta sociedad, es digna de remarcar en todas las esferas de la vida. “La herencia Alta” que determina la cultura minang, ha configurado una feminidad con una dignidad extraordinaria. Privilegiar el linaje femenino es un mandato cultural que choca de lleno con la sociedad patriarcal musulmana”. (Elvira Altés Rufias)

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *