Espacio Matriarcados. Desde el corazón

He celebrado una comida dietética en el Espacio Matriarcados. Una reunión de amigos fotógrafos de toda la vida. Jesús Atienza, que ayudó a forjar el Centro Internacional de Fotografía, Jordi Pol comisario de la exposición fotográfica Clásics contemporanis II, y Xavier Martí que ahora publica su nuevo libro L´últim canòdrom. Nos hemos reunido para charlar un poco de todo. De la fotografía, de nuestra sociedad capitalista, de las sociedades matriarcales, del trabajo, de la vida y del corazón.

fotografos del blog 3 recortada

Y es que a veces nos olvidamos de las historias que conforman nuestro pasado y es necesario mirar a las personas que con su sabiduría nos enseñaron. Como la “iaia” (abuela) Basilisa que a los 7 años cuidaba vacas en un pueblecito del Pirineo Aragonés, y se sentaba a “mirar” para descansar un poco después de haberles dado de beber.
Cuando Jordi Pol se independizó y quiso afrontar la vida de fotógrafo, fue ella la que le dio el dinero, que tenía reservado para la boda de su nieto, para comprarse una Hasselblad (con gran sorpresa de l´avi Salvador i de la familia que no sabían de aquellos ahorros). Basilisa con su mirada le reveló la esencia de la fotografia.

https://www.facebook.com/jordi.polcullell

También las mujeres que han conformado la vida de Jesús Atienza, ellas que con su paciencia y profundidad le hicieron ser lo que es. Jesús que viajó por toda Europa con sus titiriteros haciendo fotos de las marionetas, quizá para darles aliento con cada disparo…
Jesús nos habló de la relación de pareja que le dio dos hijos maravillosos, y que ahora mira desde el respeto. También del momento de volver a conocer a su madre, no como niño sino como hombre que valora los esfuerzos que hizo para educarle en aquella tierra de Guadalajara.

http://www.titeresante.es/2016/03/10/territorios-intimos-en-nou-barris/

Xaviér Martí, nos explicó que cada hombre tiene dentro una parte femenina y que para él la visión de la realidad es masculina y femenina. Estudia antropología y ve a las mujeres terrenales por su relación con las cosechas y su pasado recolector y al hombre más espacial y buscador.
Recuerda que la mujer ha sido discriminada en la sociedad y hasta hace bien poco (años 70) tenía que pedir permiso al hombre para todo. En su trabajo de investigación sobre la historia de nuestro pasado ahora ha publicado el libro L’últim canòdrom

http://fotostratos.blogspot.com.es/

Y yo misma que deseo mostrar esta sociedad matriarcal minangkabau, con un viaje antropológic, porque creo que en la diversidad aprendemos. Y estas sociedades matriarcales nos hacen reflexionar sobre la nuestra. Y renovamos nuestra manera de ser y hacer.
Al oeste de la isla de Sumatra vive esta comunidad minagkabau de más de cuatro millones de habitantes. Allí las mujeres heredan la casa, la tierra y los bienes de la familia, pasan de madres a hijas. El linaje lo transmiten ellas y el consenso o acuerdo mutuo entre hombre y mujer es la base que sustenta la vida. Info del viaje:

http://matriarcados.com/

He grabado mini-videos de las reflexiones de aquel día sobre “El sentido de la vida” y comienzo una serie sobre ello. Espero que os agrade la iniciativa que muy pronto publicaré.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *