Juchitán conoce más de dos sexos

No es sólo que la bisexualidad esté muy difundida, sino que esta sociedad ofrece otros roles sexuales: el muxe y la marimacha. Pero nada es rígido en Juchitán, ni se ajusta a un molde fijo. El muxe (hombres homosexuales o travestis) puede estar casado y tener hijos. La marimacha (mujeres que se identifican con hombres y quieren a otras mujeres) puede adoptar un rol masculino, pero hay marimachas femeninas.

En Juchitán es una cuestión de honor el admitir la orientación sexual y darse a conocer. Las redes socio-económicas de los lazos familiares y entre vecinos y amigos, son vínculos demasiado estrechos para pasar inadvertida cualquier tendencia sexual. En Juchitán se acepta que la naturaleza hace algunos “así” y a otros de “otro modo”.

Los muxes, que son los homosexuales o travestis, se educan como niñas y aprenden los secretos del comercio. Gemma es costurera y hace trajes de novia y de gala. A veces tiene tantos encargos que le pide a la Virgen de Guadalupe que le de fuerzas. “Antes de los 15 años, ya sabía que era diferente… Vendía tortas de lote y pollo. Siempre digo lo que pienso, con la boca dulce y el corazón amargo. Soy, según me traten”, remata. Los muxes están socialmente muy bien considerados, pues tienen fama de ser muy trabajadores y cercanos a la madre.

Del documental “Matriarcados: Las poderosas mujeres de Juchitán”



Una respuesta a “Juchitán conoce más de dos sexos”

  1. Dreama dice:

    What a sweet picture of you when you were little. Matilda looks like you too! It pains me to hear your story and sadly it is so similar to many children out there today. You are an inioriatspn and helping other girls see that they too can get through the pain and stop the cycle of abuse will be a Godsend for sure. Blessings to you and your Ministry. xoxoLisa Ladrido recently posted..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *