La voz y el reconocimiento en el Parlament de Catalunya

Núria de Gispert, presidenta del Parlament, ha abierto las puertas del Parlamento a las mujeres, y sus voces se han oído impulsadas por los grupos de trabajo que ha coordinado durante meses Anna Mercadé, presidenta de la Cámara de Comercio, con la complicidad de las diputadas de la Comisión de Igualdad, Marta Ribas y Neus Munté.

Hace unos meses participé en uno de estos grupos de trabajo “Ciutadania, participació ciutadana y poder”. Aquí tenéis el texto que elaboré y posteriormente entregué a la presidenta del Parlament.

El hilo conductor ha sido el empoderamiento de las mujeres para que se puedan realizarse plenamente en el mundo laboral y profesional, cultural, en la vida familiar y en el ocio.

Y es que las mujeres nos esforzamos en dos direcciones: una hacia fuera y otra hacia dentro.

Hacia fuera en una lucha continua por reafirmar nuestro espacio político y social. En manifestarnos públicamente con un instinto de supervivencia que nos honra.

Y hacia dentro, porque el corazón nos pide la justicia social que nos fue arrebatada al paso de la historia.
Y es que nuestras madres, nuestras abuelas y nuestras bisabuelas quedaron solas frente a la casa, su espacio político de acción diaria. Y su voz no fue reconocida de tan bajito que hablaron.
Pero ellas, heroínas de la cotidianidad, nos han dejado su esencia más primigenia. Y como en un tenue susurro nos reivindican su lucha, nuestra lucha, su esperanza, nuestra esperanza y su amor, nuestro amor.

Un amor que haga emerger la fuerza para desear un mundo más humano, más generoso. Una sociedad en la que hombre y mujer caminen de la mano. Al menos ese seria mi deseo!

Os paso también el enlace de las conclusiones de “Dones, desigualtat de gènere i desenvolupament” que el Parlament de Catalunya nos ha enviado”



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *