Las mujeres de Juchitán

En primavera del 2005 viajé a la ciudad de Juchitán, al sur de México, para estudiar esta comunidad. Allí las mujeres, indias zapotecas que controlan la vida económica de la ciudad, poseen costosos trajes artesanales y joyas de oro que heredan de madres a hijas. Son reconocidas en todo México por su inteligencia, valentía, habilidad y audacia en los negocios. La economía y el comercio están en sus manos.

Ahora con este trabajo quiero profundizar más en los valores de esta sociedad juchiteca. Incidiré en su economía, donde la reciprocidad, el intercambio y la redistribución, son los valores que rigen. El prestigio se mide por tu capacidad de dar y recibir, de ser solidario con el otro.

En casa de Juanita se prepara la molienda. Ha comprado chile ancho, pan, ajonjolí, pasitas, almendras, nuez, plátanos macho, cebolla, canela, chocolate, pimienta y azúcar. Na Dalila, Roselia y las 16 vecinas llevan desde la madrugada trajinando. Los hombres ya han matado la res. El fuego está preparado y la carne troceada. Son las nueve de la mañana y las mujeres continuarán trabajando y platicando hasta el final del día. Mañana se celebra la Misa por Gustavo Zarate. Juanita, su viuda, tiene 42 años, cuatro hijos y es tabernera… La mujer en la economía de Juchitán. Anna Boyé. Universidad de Barcelona (2010)

También podéis ver el vídeo de una clase que realicé en la Universidad de Barcelona sobre estas sociedades matriarcales: Matriarcados. Anna Boyé. Universidad de Barcelona (2013)

Del documental “Matriarcados: Las poderosas mujeres de Juchitán”



2 respuestas a “Las mujeres de Juchitán”

  1. Laura García dice:

    Magníficas fotos. Sólo un apunte: no son indias zapotecas. En todo caso, serían indígenas zapotecas. Las indias viven en la India. Suena incluso despectivo el término, sobre todo en México. Cuidado con eso!

    Un saludo cordial,
    Laura

  2. fernando santiago dice:

    se suele decir mexicano zapoteca.
    yo soy de Juchitán y no soy indio soy zapoteca.
    un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *